Conseguir que tus clientes abran tus emails

mailing como mejorar que abran tus emails

Preparar una campaña, un diseño y enviar un mailing es muy fácil. ¿Pero cómo conseguir que sea efectivo?

El mailing lleva años sufriendo dificultades y siendo perjudicado por los clientes de correo como Hotmail o Gmail, donde en ocasiones nuestros mensajes pueden acabar en la carpeta de “Correo no deseado”, “Spam” o “Promociones”, dificultando que el usuario vea el email o su contenido correctamente.

¿Cómo podemos optimizar nuestra campaña de mailing?

Segmentación

Sí, nos hartamos a decirlo en cursos de marketing digital o e-mailing, pero segmentar a la hora de hacer una campaña es fundamental para obtener buenos resultados.

De nada nos sirve cargar una base de datos de 10.000 emails y disparar con la escopeta al aire si el objetivo de nuestros emails es completamente desconocido.

Cuánto mayor sea nuestra base de datos pero, a la par, mayor sea la información que poseemos de nuestros suscriptores sobre sus intereses, edad y otros datos interesantes para segmentar, mayor será el impacto que tendrá nuestra campaña.

La primera impresión

El asunto es lo primero que ven nuestros destinatarios al recibir el email.

En esa pequeña frase de entorno a 40-45 caracteres debemos llamar la atención del cliente, debe ser la primera llamada a la acción (CTA) para el usuario que le lleve a abrir nuestro email al generar interés. El uso de iconos en el asunto también es muy recomendable, pero sin abusar 😉.

Cuida los detalles

  • El diseño del email debe ser compatible para ordenador y dispositivos móviles.
  • Si tu plataforma de envíos te permite personalizar el email con el nombre de cada remitente, ¡hazlo! Será más fácil llegar al usuario y evitar filtros antispam.
  • Utiliza imágenes impactantes y personalizadas para el producto/servicio que estás promocionando.
  • Evita palabras que marquen tu contenido como spam. Si contiene ciertas palabras como “gratis” u “oferta”, eso puede hacer aumentar el “spam score” de tu mensaje y que acabe en “Correo no deseado”.
  • Evita incluir demasiado contenido. El mejor email es sencillo, con unas pocas imágenes y texto breve y conciso. Utiliza llamadas a la acción como botones o enlaces en las imágenes para llevar al cliente a tu web donde deberá completarse el embudo.

Analiza los resultados

Una vez realizada la campaña, revisa las estadísticas que te facilite tu plataforma de envío.

Estos datos te permitirán conocer detalles como la cantidad de aperturas, qué usuarios son más activos, en qué horario o incluso en qué botón se hace más click de todo el email.

Todo ello con el fin de entender cómo ven tu email los usuarios y dónde está fallando (o qué es lo que funciona fenomenal).